Construyendo mercados inclusivos,
articulando cadenas de valor en El Salvador 
 

“Ahora contamos con 40 empleados... y estamos produciendo mayores cantidades y de mejor calidad”



Roberto Aníbal Rodríguez Villalta, gerente general de Servimetal, dice que cuando dejó su empleo de más de veinte años en la empresa SIGMA lo hizo con el ideal de sacar adelante su propia empresa.
Servimetal es uno de los diez proveedores de la cadena de Industrias La Constancia. Desde su incorporación en 2011 al Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP), apoyado por el PNUD y el BID, esta empresa especializada en la fabricación de estructuras metálicas (“racks”) para el transporte de garrafones de agua purificada, ha visto mejorados sus ingresos y su eficiencia.


Durante más de una década, la empresa Servimetal funcionó en la misma casa de Soyapango, en el municipio de San Salvador, donde su fundador, Carlos Rodríguez, empezó con dos empleados a fabricar piezas para bobinas de cable telefónico y eléctrico. La experiencia que este ingeniero mecánico acumuló trabajando en una empresa norteamericana permitió que la empresa creciera y que luego se convirtiera en proveedora de Industrias La Constancia (ILC).

Industrias La Constancia es la subsidiaría de SABMiller en El Salvador. Con un portafolio de bebidas que incluyen cervezas, gaseosas, isotónicos, néctares, jugos y agua, ILC es la empresa líder en el mercado salvadoreño en la industria de bebidas.

“Mi padre creó Servimetal porque era un hombre visionario y la familia colaboró buscando clientes, comprando materiales, eventualmente contratábamos más personas dependiendo de la necesidad… con el tiempo compramos dos casas, abrimos otro plantel en Ahuachapán y crecimos, pero de una forma bastante empírica y desordenada”, afirmó su hijo, actual gerente general de la empresa, Roberto Rodríguez.

Servimetal es el único proveedor local que se dedica, desde hace cinco años, a la fabricación y reparación de racks que sirven para el transporte de garrafones de agua purificada. Por eso cuando Industrias La Constancia seleccionó junto al Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP) a las diez empresas que formarían su cadena, no dudó en incluir a Servimetal.

Según el consultor asignado de PDP en esta empresa, Salvador Novellino, ILC eligió a los proveedores a partir de ciertos criterios: “se valoró que fueran pequeñas y medianas empresas, que se destacaran por ser los únicos proveedores de dicho producto dentro del mercado local, que tuvieran un precedente de buena relación con la empresa y Servimetal cumplía con todas estas condiciones”.

“Antes todo era a lo que saliera”
El gerente general de Servimetal, Roberto Rodríguez explicó que cuando el PDP llegó a las instalaciones de la empresa las condiciones de trabajo todavía eran muy artesanales: “Había un desorden en nuestra planta, teníamos falta de iluminación, de espacio, de aire y de organización. No contábamos ni con un extintor”.

Después de siete meses de la intervención de PDP, los cambios en Servimetal son evidentes: se estableció una normativa de seguridad industrial al interior de la empresa para reducir los riesgos de contaminación ambiental, cumplir con la normativa legal en El Salvador y con las políticas del cliente en este caso de ILC.

A pesar de que el personal ha aumentado, las tareas de la empresa están más definidas, cada quien sabe qué es lo que tiene que hacer.
Rodríguez al detallar los cambios, aseveró que estas medidas de seguridad industrial han disminuido los accidentes de trabajo. “Cambiamos los techos a láminas traslucidas, pusimos iluminación completa de forma más ordenada, pusimos una cabina de pintura, hemos comenzado a dar charlas y a concientizar a nuestros empleados sobre la importancia del uso de los equipos de protección, ahora todos usan cascos, lentes, guantes y además contamos con el equipo de extinción de incendios”, indicó.

En cuanto a las ventas de la empresa, las cifras indican que éstas han aumentado en un 100%: “Ahora contamos con 40 empleados, tenemos cuatro vehículos, equipos de primera generación, estamos trabajando en dos planteles simultáneamente y estamos produciendo cantidades mayores y de mejor calidad con respecto a las que hacíamos antes. Ahora estamos enfocados a la mejora continua” amplió Rodríguez.

Como parte de esa mejora la empresa ha considerado en sus condiciones de trabajo la protección del medio ambiente. Para ello, está implementando una política de reducción de energía eléctrica y está cambiando todos sus equipos a un tipo de soldadura especial no contaminante.

De los racks a la producción de basureros
En una nueva licitación, ILC les propuso fabricar basureros con dos recipientes: uno para depositar desechos orgánicos y el otro para los inorgánicos. Rodríguez dijo que la propuesta le interesó tanto que: “antes de ofrecer nuestra oferta ya habíamos fabricado cinco prototipos”.

“Es la primera que vez que tenemos la oportunidad de trabajar en un producto que tiene un beneficio social y medio ambiental. Hasta el momento hemos instalado los basureros en el Paseo el Carmen, en el Parque Bicentenario, en el centro Soyapango y en el redondel Masferrer. En promedio hemos instalado 500 depósitos” agregó Rodríguez.

El consultor de PDP, Salvador Novellino, opinó que este cambio requiere ingenio y versatilidad de parte de la empresa: “no es sencillo adaptar una planta para fabricar los diversos productos que hay en el área de metal mecánica, y ellos han fabricado desde elevadores de carga que son equipos de alta tecnología, hasta los basureros que son decorativos y de servicio social”.

Durante los tres meses que faltan para que el PDP concluya su proceso de intervención en Servimetal, se tiene planeado integrar a un consultor del área metal mecánica que contribuya a tecnificar aún más el proceso, además de proporcionar herramientas de planeación estratégica y financiera que potencie el crecimiento de la empresa.

“Ahora tenemos una comunicación más fluida con ILC”
Desde el punto de vista del gerente general Rodríguez, el éxito de PDP consiste en mantener un vínculo de comunicación cercano entre el personal de ILC y Servimetal: “Eso ha permitido mejorar desde lo más básico hasta lo más complicado, como por ejemplo la calidad, el ambiente laboral, la seguridad, los tiempos de entrega, la elaboración de presupuestos, el fijarnos metas reales y específicas, que sean alcanzables”.

Las expectativas de este empresario son generar más empleos, sobre todo en un municipio de alto riesgo como Soyapango, y tecnificar a los empleados: “El activo más importante es nuestro personal y son ellos los que se han especializado en la fabricación de racks que es bastante pesado y no es nada fácil”.

Como parte del equipo de PDP, Novellino considera que: “Para ILC esto supone mayor confianza en el proveedor porque le va a dar el servicio a tiempo, con calidad, con responsabilidad y respetando la fecha establecida inicialmente”.

Escrito por Equipo de Gestión PDP El Salvador / 13 marzo 2012

Galería de Fotos:

Temas relacionados :




El Programa de Desarrollo de Proveedores - El Salvador resulta del convenio 00059206 firmado entre:
                 

© 2009-2012 Programa de Desarrollo de Proveedores El Salvador. Todos los derechos reservados.